El sereno amigo de Comas cuidará que escolares no abandonen centros educativos en horario de clases